CONTACTO

sábado, 14 de julio de 2012

HELADO DE CHOCOLATE Y AVELLANAS

Ir a consulta del dentista es uno de los peores suplicios de las tardes de verano... (este verano coruñés, que no es verano). Tumbarme en una silla con lamparita arriba, abrir la boca, tener que dejar de hablar (yo!) oyendo instrumentación variada chocando en mis dientes, muelas, carillas, encías... es un verdadero coñazo. Ayer mi dentista me dijo muy fina y delicadamente que mi esmalte era poco resistente.... o algo así. Me vino a decir que mi boca era una porquería, que la calidad de mis dientes es pésima. Tal vez sea por eso que en los 8 años que llevo viviendo en Coruña he ido tanto a verla, ella que es encantadora! Tal vez también por eso, me pasé todo COU estudiando selectividad en la consulta de mi dentista en Santiago. Un desastre, una ruina, un aburrimiento...las tengo todas!
Para compensar este drama odontológico os traigo un helado especial del taller de helados de Thermomix, una receta fácil y a la que para hacer un poco especial hemos añadido unas nueces de macadamia. There we go!
LA LISTA DE LA COMPRA 

  • 800 gr de nata fría para montar ( debe tener al menos un 40% de grasa para que monte)
  • 100 gr de agua
  • 7 yemas de huevo ( conservar las  claras congeladas para futuras recetas)
  • 250 gr de chocolate fondant
  • 100 gr de avellanas
  • 50 gr. de nueces de macadamia

PON LA THERMO A FUNCIONAR

  1. Colocamos la mariposa en las cuchillas, agitamos fuerte el cartón y añadimos la nata ( bien fria), y programamos velocidad 3 y medio con el cubilete puesto, controlando cuando esta montada. En cuanto esté lista (tarda unos 30 segundos aprox.), la sacamos reservada en un bol bastante grandecito y lo metemos en la nevera
  2. Secamos el vaso y añadimos  las avellanas y nueces y programamos unos segundos velocidad 4 ( según os gusten de grandes los trozos en el helado) yo les di poquito porque me gusta que se noten. Sacamos y reservamos.
  3. Agregamos al vaso el agua y el azúcar  y programamos 10 minutos, temperatura 70, velocidad 4 y cuando termine volvemos a darle velocidad 4 para ir añadiendo las yemas por el bocal poco a poco.
  4. Cuando acaben programamos 2 minutos, 70º, velocidad 2
  5. Ahora añadimos el chocolate en trozos y ponemos velocidad 1 subiendo poco a poco hasta 6 comprobando que la mezcla ha quedado homogénea.
  6. Incorporamos al vaso las avellanas y nueces reservadas y mezclamos unos segundos en velocidad  2 y dejamos enfriar; en cuanto enfríe la mezcla lo pasamos al bol grande de la nata y mezclamos de manera envolvente para que no se baje el montado de la nata. Lo vertemos en un tupper y directo al congelador.
  7. Es importante sacarlo del congelador en torno a 20 minutos antes de tomar, porque está más suave y con el azúcar invertido queda muy cremoso!!

A DISFRUTAR!

4 comentarios:

  1. qué pinta más rica por favor!! lo de azúcar invertido no lo había oído en la vida...

    ResponderEliminar
  2. No me hables, que yo tengo al dentista en casa, y aunque sea mi marido el que me mete la mano en la boca, sigue siendo un rollazo... ;)

    ResponderEliminar
  3. Lo he hecho. está suavísimo y muy delicado. Ponnos otro por favor,
    un besito

    ResponderEliminar

CUÉNTAME...